Comercios que surgen de una pasión

Mia mare nace por la pasión de su fundadora,  Ángeles Barredo, por el mar, la decoración y la moda.  Desde hace 10 años, a través de sus viajes, en los comercios busca productos y proveedores que dan valor a la empresa y de esta manera poder transmitir y ofrecer a sus clientes artículos competitivos basados en el comercio de calidad, precio y en la originalidad.

Mia Mare vende y distribuye a los comercios en las Islas Baleares. Desde hace dos años su cartera de clientes en la Península a ido creciendo.

Ha sido un gran esfuerzo conseguir tanta variedad de productos de diferentes partes del mundo.  En los comienzos la compañia Mia Mare, fabricaba e importaba artículos para la decoración y poco a poco se fue introduciendo la colección de moda y accesorios. Kurtas, vestidos, kaftanes, cestas y más complementos.

Son diseños propios fabricados con telas ligeras y frescas,  trabajando con artesanos y comercios familiares muy cercanos a su filosofía de hacer el trabajo con amor y pasión, personas muy familiares y amigables.

Moda de verano y decoración

Hace cuatro años, Ángeles conoció a una gran empresa francesa dedicada a la ropa naútica, Hublot mode marine. Una de las principales marcas de ropa naútica y pret a porter.

El feedback con los dueños fue muy bueno, personas muy amables que te dan mucha confianza, desde entonces, la empresa vende esta marca en España.

La moda de verano supuso para ella uno de los trabajos de la empresa más importantes a parte de la decoración y de la cual disfruta completamente.

Comercios familiares que se dedican al diseño de telas

Ropa de verano fresca, de textura ligera, para clima mediterráneo que normalmente es húmedo y muy caluroso en esta época del año. Fabricando telas para vestidos trabajando y diseñando con un pequeño grupo de personas en un comercio familiar. Este pequeño grupo de personas se dedican a crear los diseños y patrones de la telas desde hace dos generaciones.

Comerciantes y familias con una larga trayectoria

Comerciantes y familias que trabajan en el diseño y producción. Sus padres ya se dedicaban al comercio de telas y patrones de moda, por lo tanto tienen una larga trayectoria y experiencia.

La producción de sus telas es un poco más lenta en comparación con las grandes compañías, por lo tanto, llevan un ritmo pausado “slow concept”. Sorprende como consiguen un acabado bien hecho con una gran paleta de colores diferentes. Un buen trabajo artesanal y utilizan técnicas como el «block print».

Las telas y colores está muy bien definidos. Trabajan en un entorno más amigable, a parte puedes trabajar más fácilmente con la diseñadora y el sastre.

Disfrutar del tiempo libre

Cuando vamos a verlos es de buena costumbre que el proveedor te invite a su comercio y luego a una comida o cena. Llegas a conocer a la persona mejor a lo largo de la estancia, crea un vínculo de confiancia. Después de la velada todos concectamos mucho mejor. Al día siguiente empezamos el trabajo con los patrones y telas a elegir.

El tiempo libre lo dedicamos a pasear por sitios preciosos, campos de arroz, playas y centro urbano.

Son lugares de visita en donde una se siente privilegiada de poder disfrutar en el rato libre y estar rodeada de naturaleza y verde. Poder ver la cultura y costumbre del país mientras trabajas hace que el viaje sea fácil de llevar. El centro urbano puede ser caótico!, escapar del tráfico y poder ver naturaleza es un alivio.